Posts etiquetados ‘caro’

Ahora que llega el fin de semana la gente tiende a salir un poco, lo que se puede con la crisis que estamos pasando todos, pero si salimos a un restaurante o a una celebración familiar nos encontraremos en una situación muy común, elegir las cosas según el precio y la marca.

En referencia a esto siempre habréis oído que la mayoría de gente asocia el precio o la marca a la calidad y normalmente se equivocan. En mi caso me pasa constantemente con la tecnología, las mejores piezas no siempre son las más caras o las mas anunciadas, pero volviendo a un uso más general, por ejemplo, en una cena siempre tenemos el factor del buen vino.

Al igual que pasa con las prendas de los diseñadores, el vino muchísimas veces está sobrevalorado por su sello y su precio, pero ¿Y si os digo que el vino más barato puede ser igual de bueno o mejor que el vino más caro?

Esto es lo que han demostrado investigadores de Caltech y Stanford, realizando una cata de vinos en la que participaban 20 personas. Se les dio a probar 5 Cabernet Sauvignon aparentemente distintos pues solo cambiaba su precio de venta que oscilaba entre los 5$ y los 90$.

Para demostrar las cosas científicamente los participantes tomaban el vino dentro de una maquina de resonancia magnética y como era lógico los participantes concluyeron que los vinos más caros eran mejores aunque en realidad los precios habían sido cambiados.

Gracias a la resonancia los investigadores observaron que al ingerir vinos más caros los participantes tenían una estimulación mas alta en la corteza pre frontal del cerebro cuando se les informaba del precio del vino que iban a ingerir y por lo tanto los más caros hacían excitar de forma más masiva dicha zona del cerebro.

Para acabar de demostrar esto realizaron de nuevo el experimento con miembros del club vinícola de la Universidad de Stanford y confirmar si los expertos si eran capaces de distinguir los precios y los vinos, pero obtuvieron el mismo resultado que con la gente anterior, por lo que quedo demostrado que nuestras expectativas al ver un precio se ven fuertemente condicionadas y somos capaces de inducirnos a error a nosotros mismos con suposiciones falsas del tipo “Lo más caro es mejor” y nos equivocamos.

Asi que antes de comprar nada por su precio suponiendo que es mejor, primero probarlo y observarlo sin dejaros condicionar por el precio y esto es aplicable a todo lo que adquiramos en las tiendas, sobretodo con la ropa de “grandes diseñadores” que no porque la ropa sea 1.000 veces más cara, es 1.000 veces de mejor calidad.

Anuncios

Aparcar en Barcelona

Publicado: 4 noviembre, 2010 en Actualidad, Motor
Etiquetas:, ,

 

Barcelona es la ciudad española que aplica las tarifas más altas al aparcamiento

Se ha publicado un informe de la Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES), en la que se han analizado 18 capitales de las provincias de España y la ciudad autónoma de Ceuta.

La media ha resultado en 0.84 euros para la zona azul y 1.18 para la verde. Todas las ciudades aplican la zona azul y 11 de ellas la complementaria zona verde, entre las que por supuesto se encuentra nuestra querida Barcelona.

La zona azul, por ejemplo la capital del estado, Madrid, donde debería por lógica aplicar el precio más alto, se cobra una tarifa máxima por hora de 1,1 euros, mientras que en la capital catalana se aplica una tarifa, ojo al dato, de 2,42 euros la hora. Una barbaridad de mas del doble que la siguiente mas cara en España.

En contraposición la tarifa mas barata es de 0.5 euros la hora, que se aplica en las ciudades de Ceuta, Murcia y Zaragoza.

Hablando de la zona verde, Barcelona vuelve a encabezar el precio más caro con 2.94 euros la hora, seguida por Madrid que cobra 2.1. Las zonas contrarias serian Murcia con 0.5 euros y Valladolid con 0.3 euros.

Con estos datos podemos ver que aquí en Barcelona el aparcamiento te sale muy caro, pero lo peor es si nos paramos a pensar que aparcar en la calle supone como mínimo estar una hora en el coche dando vueltas, y en la mayoría de los casos terminar aparcando en un parking por falta de sitio.

El impuesto de circulación, por otro lado, ha perdido parte de su razón de existir ya que se cobra por tener coche, porque aparcar se cobra aparte, cuando debería estar incluido como siempre ha sido, hasta que llegaron los recaudadores de turno.